1 - Barça2 - ABANCA Ademar León3 - Ángel Ximénez Puente Genil4 - Helvetia Anaitasuna5 - Fraikin BM. Granollers6 - Bidasoa Irun7 - Recoletas At. Valladolid8 - Viveros Herol BM. Nava9 - BM. Iberoquinoa Antequera10 - Bada Huesca11 - Incarlopsa Cuenca12 - BM. Benidorm13 - Bathco BM. Torrelavega14 - Unicaja Banco Sinfín15 - Frigoríficos Morrazo16 - BM. Logroño La Rioja

Óscar Raluy y Ángel Sabroso, premiados para arbitrar su tercera cita olímpica

Liga Sacyr ASOBAL ASOBAL
21/04/2021 | IHF Liga Sacyr ASOBAL ASOBAL

La pareja arbitral formada por Óscar Raluy y Ángel Sabroso han sido elegidos para formar parte de los JJOO de Tokio. Los colegiados canarios vivirán, en la capital nipona, su tercera experiencia olímpica tras debutar en Londres 2012 y llegar a la cima en Río 2016, con la designación para dirigir la final. Los dos árbitros nacidos en Las Palmas de Gran Canaria confirman, una vez más, que llevan una década instalados en la élite del arbitraje mundial y que son los máximos referentes, no sólo del arbitraje español, sino también del internacional.

Pocos son los elegidos para vivir la cita olímpica, pero Raluy y Sabroso pueden presumir de haber sido seleccionados para unos JJOO en tres ocasiones. “Formar parte de tres JJOO era algo inimaginable cuando empecé a arbitrar, hace ya 31 años. La ilusión fue siempre ir a unos JJOO. Era la meta. El sueño. Tras vivir los JJOO en Londres, ratifiqué que no hay evento deportivo más importante y empezamos a trabajar Óscar y yo para repetir en Río e intentar llegar lo más lejos posible en esos JJOO de 2016. Ahora tenemos la oportunidad de cerrar un ciclo en Tokio, a pesar de lo que se han hecho esperar. Y serán muy especiales para mí, sin duda”, reconoce Ángel Sabroso.

En Londres 2012, los grancanarios arbitraron cuatro encuentros -2 partidos del torneo masculino y 2 del femenino-, incluidos unos cuartos de final. A pesar de ser la pareja arbitral más joven, Raluy y Sabroso llegaron a ser reserva tanto en la final masculina como en la femenina. Los colegiados españoles no olvidarán nunca el duelo entre Suecia y Túnez que supuso su estreno en unos JJOO. Cuatro años más tarde, los JJOO de Río 2016 marcaron un punto de inflexión en la carrera de Raluy y Sabroso ya que los canarios conquistaron el ambicioso reto de dirigir su primera final olímpica, con Francia y Dinamarca como protagonistas. Los dos JJOO vividos han supuesto un aprendizaje excepcional que servirá a la pareja isleña para afrontar las olimpiadas en Tokio. “En Londres aprendimos que si te dejas llevar demasiado por el ambiente olímpico, te terminas descentrando. Esa lección la aprendimos bien. En Río confirmamos que cuanto antes te adaptas al escenario y antes te centras en lo importante, que son los partidos, mejor sale nuestro trabajo. Así que ahora en Tokio espero disfrutar cada segundo de los partidos que me toquen y también de la presión y la responsabilidad que supone arbitrar en la cita deportiva por excelencia, subraya Sabroso.

El camino de Raluy y Sabroso en los JJOO de Tokio y también la actuación de los Hispanos determinarán si los árbitros canarios consiguen repetir presencia en una final olímpica, aunque Sabroso prefiere poner el foco en el día a día y afrontar cada partido como una final: “Hace mucho que aprendí que las finales no son lo más importante. Para cada equipo, en unos JJOO, su próximo partido es una final. Estar arbitrando unas Olimpiadas es una final en sí misma, porque hay que tomarse cada encuentro justamente así.  La mejor final es terminar una competición haciéndolo bien, entregándote, siendo honesto contigo mismo y haciendo que el balonmano brille, que eso es lo más importante de todo”.

2016 fue un año, sin duda, inolvidable para los colegiados españoles ya que completaron todas las finales con las que un árbitro sueña cuando da sus primeros pasos en el 40x20: Final olímpica (Río 2016), Final EHF Champions League (Colonia 2016), Final de un Campeonato de Europa (Dinamarca 2014) y Final de un Campeonato del Mundo (Suecia 2011). Ahora aguarda Tokio, con unos objetivos marcados por el respeto y el esfuerzo: “Hacerlo bien, estar a la altura, respetar al máximo a cada equipo, al evento, a los propios JJOO y entregarme al máximo. Nada más y nada menos que eso, que es la esencia de todo nuestro trabajo”, admite el árbitro grancanario.

En el ocaso de su brillante trayectoria profesional, Raluy y Sabroso iniciaron el 2021 con la presencia en su sexto Mundial (2011, 2013, 2015, 2017, 2019 y 2021) en el que fueron elegidos para impartir justicia en la Final entre Suecia y Dinamarca disputada en el Cairo Stadium Hall de la capital de Egipto. La exigente temporada 2020/2021 prosigue con la convocatoria para Tokio, unos JJOO muy diferentes por el contexto pandémico de alcance mundial: “Ya fueron distintos los JJOO de Londres 2012 y los de Río 2016 entre sí, así que estos de Tokio, máxime con la situación mundial que atravesamos, serán muy diferentes también. Cada país que organiza unos JJOO se vuelca y se entrega, porque recibir en una misma ciudad a los mejores deportistas del mundo, de todas las disciplinas deportivas, durante 15 días es mucho más que una competición o un evento deportivo. Los Juegos Olímpicos son de los pocos exponentes de unión de todo el planeta que siguen teniendo vigencia. Con la pandemia mundial, que empezamos a dejar lentamente atrás, hay más motivos que nunca para celebrarlos”, apunta el colegiado español. La pareja arbitral canaria, integrada por Raluy y Sabroso, está a las puertas de volver a prender la llama de la ilusión olímpica como broche de oro a su carrera deportiva.

SÍGUENOS @asobal

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar