1 - Barça2 - Ángel Ximénez Puente Genil3 - Fraikin BM. Granollers4 - ABANCA Ademar León5 - Recoletas At. Valladolid6 - Viveros Herol BM. Nava7 - Incarlopsa Cuenca8 - Frigoríficos Morrazo9 - Bidasoa Irun10 - BM. Iberoquinoa Antequera11 - Bada Huesca12 - BM. Logroño La Rioja13 - BM. Benidorm14 - Helvetia Anaitasuna15 - Bathco BM. Torrelavega16 - Unicaja Banco Sinfín

Aitor Ariño: "Quiero trabajar mucho para pasar de eterna promesa a ser un jugador más del equipo"

Supercopa de España
28/08/2014 | FOTO: FC. Barcelona Supercopa de España

Paso a paso y con los pies en el suelo. Así vive Aitor Ariño el éxito precoz que caracteriza su vida. Debutó con el primer equipo del FC. Barcelona con apenas 17 años y con 20 se proclamó Campeón del Mundo con la selección española. El joven extremo izquierdo se prepara ahora para vivir un derbi catalán en la Supercopa ASOBAL con la motivación propia de un jugador que acumula 10 años luciendo la camiseta azulgrana.

¿El 37-22 de la Supercopa de Cataluña es la distancia real entre FC. Barcelona y Fraikin BM. Granollers o la Supercopa ASOBAL será un partido totalmente diferente?

Para nosotros fue un partido puntual. La Supercopa ASOBAL será un duelo diferente. Los dos equipos nos estudiaremos gracias a los vídeos y estoy seguro de que ambos estaremos mejor preparados puesto que sabremos qué hará nuestro rival y cómo jugará Fraikin BM. Granollers. Nos va bien tener un partido tan cercano como el de la Supercopa de Cataluña, sobre todo para poder trabajar en los errores que cometimos. Me gusta que la final se dispute en Tarragona y en Cataluña. Ojalá enganchemos a los aficionados. Espero que la Tarraco Arena Plaça se llene para vivir la Supercopa ASOBAL.

Fraikin BM. Granollers fue el rival en la final de la Copa ASOBAL y la Copa del Rey y ahora también será el adversario en la Supercopa ASOBAL. ¿Crees que esta temporada mantendrá ese nivel de competitividad?

Conozco a los jugadores de Fraikin BM. Granollers. Sé que son muy competitivos y que siempre intentan dar el máximo. También Naturhouse La Rioja se ha reforzado muy bien este año. Yo creo que la lucha estará entre Fraikin BM. Granollers, Naturhouse La Rioja, Helvetia Anaitasuna… Creo que estos equipos estarán en disposición de poder competir y estar en todas las finales. Naturhouse La Rioja será el máximo rival para nosotros. No debemos descuidar nuestra visita al resto de pistas de la Liga ASOBAL pero sabemos que Naturhouse será el equipo más fuerte y con más nombre. Eso sí, ante el resto de rivales, tendremos que estar bien despiertos para no sufrir.

Con las nuevas incorporaciones (Adrià Figueras, Salva Puig, Valadao, Guilherme Toledo y Pejanovic), ¿Fraikin BM. Granollers es mejor equipo que el año pasado?

Es un equipo diferente. Han perdido en la portería a Schulz y también a Salinas, que les aportaba mucho, pero también han fichado a jugadores que pueden tener mucho peso en ese vestuario y que se combinarán con la gente joven formada en Granollers. Seguro que tendrán buenos resultados.

¿Es especial vivir un derbi catalán en los dos primeros títulos en juego de la temporada para el FC. Barcelona?

Para los jugadores que nos hemos formado tanto en el FC. Barcelona como en el Fraikin BM. Granollers siempre es un partido especial. Era el partido más bonito que vivíamos en las categorías inferiores. De pequeños, siempre nos cruzábamos con Granollers en todas las finales así que es un éxito para el balonmano catalán que los dos equipos sean los protagonistas en las finales que se disputan en la máxima categoría. La verdad es que esta pretemporada estamos notando que todos los jugadores estamos dando el máximo. El equipo tiene mucha carga de trabajo porque teníamos que llegar bien físicamente a las tres finales, sobre todo a la Superglobe.

La Superglobe podría deparar una final entre FC. Barcelona y SG Flensburg-Handewitt. ¿Ganar el título os permitiría quitaros la espina clavada en la Final4 o esa espina sólo se puede quitar en la EHF Champions League?

Es diferente. Aquella semifinal de la Champions ante SG Flensburg tiene que quedar atrás. Debemos intentar olvidarla. Nosotros queremos ganar la Superglobe y, para ello, tendremos que ganar a todos los rivales, incluidos los alemanes. No pensamos en una posible revancha. La Champions es otra historia.

¿Da vértigo pensar en igualar los 7 de 7 títulos de Valero Rivera?

El vestuario está tranquilo. Sabemos que debemos ir poco a poco para que los títulos vayan llegando. Nosotros sólo pensamos en el siguiente partido. Nadie está nervioso pensando en la posibilidad de ganar el pleno de siete títulos. Iremos paso a paso. Tenemos un muy buen equipo y todos estamos muy metidos en todas las competiciones. Sabemos que la plantilla del FC. Barcelona está hecha para ganar todos los títulos. Pero si pensamos ya en ganar la EHF Champions League, sufriremos durante todo el camino.

Con apenas 20 años y cuando aún no tenías ficha con el primer equipo del FC. Barcelona, te colgaste el oro en un Mundial jugado en casa. ¿Has empezado la casa por el tejado?

Son circunstancias que pasan. Se lesionó Ugalde, yo estaba en la lista de preselección y me llamaron. Fue todo muy rápido. Tuve la suerte de llegar a la selección para jugar un Mundial que encima se disputaba en casa. Parece todo un sueño. Estoy muy contento por todo lo vivido pero sigo trabajando día a día para ganarme mi sitio en el FC. Barcelona y para volver a la selección. El seleccionador me dijo, al llegar a la concentración, que yo era uno más y que estaba con ellos por mi trabajo. Valero Rivera me decía que yo estaba en el equipo para sumar y éste es el mismo mensaje que me transmite Xavi Pascual en el Barça.

¿El Mundial supuso la explosión de Aitor Ariño? ¿Fue entonces cuando dejaste de ser una joven promesa y pasaste a ser una realidad?

Este año será clave para mí. El año pasado también pero en la presente temporada hay una apuesta por sólo dos extremos izquierdos, no tres. Tengo claro que con Sigurdsson tenemos la obligación de rendir al máximo para que la posición de extremo izquierdo esté bien cubierta. Me gustaría devolver la confianza que han depositado en mí y quiero trabajar mucho para pasar de eterna promesa a ser un jugador más del equipo. Fue complicado ser uno de los tres extremos izquierdos porque tal vez no te sientes tan dentro del juego. Rotábamos mucho. Ahora juego más. Con los compañeros del año pasado estuve muy a gusto y, este año, con Sigurdsson, estoy muy contento. Tenemos muy buena relación.

Decías en una entrevista que cada entrenamiento en el FC. Barcelona es “una clase de balonmano”. ¿En ese sentido, Juanín García fue el mejor maestro?

No cabe duda de que, con la calidad que hay en este vestuario y en el staff técnico, venir a entrenar cada día es un lujo porque siempre aprendo algo nuevo y sé en qué aspectos debo mejorar. El año pasado, simplemente ver entrenar a Juanín ya era todo un aprendizaje. Siempre me decía que armara o saltara de una determinada manera. Me ayudó mucho.

Debutaste con el primer equipo con 17 años pero llevas desde el 2004 en el FC. Barcelona. A diferencia de Gonzalo Pérez de Vargas o Joan Saubich, no has tenido que marcharte para tener un sitio en el primer equipo. ¿Te consideras un privilegiado?

Para cualquier jugador joven que ha estado entrenando en las categorías inferiores del club es un sueño debutar con el primer equipo del FC. Barcelona. Salió todo muy bien. Disfruté mucho de mi primer partido, que fue ante Cangas, pese a los nervios y a que la responsabilidad era muy grande. Sin duda, soy consciente de que soy un privilegiado. Es muy difícil subir de las categorías inferiores y llegar al primer equipo. En ese sentido, Víctor Tomàs es un referente para todos. Él hizo el camino poco a poco hasta convertirse en uno de los mejores jugadores en su posición y dentro del Barça tiene mucho peso. Para los jóvenes debe ser el referente y, sin duda, para mí lo ha sido.

¿Qué hubiera sido de Aitor Ariño sin su paso por el centro de alto rendimiento Blume?

Mi vida cambió totalmente en cuarto de ESO. Dejé el colegio y me centré en el balonmano. Blume apuesta por formar a los jóvenes que tienen más calidad y más posibilidades de convertirse en jugadores de primer nivel. Es un centro que te permite entrenar mucho más. Allí el jugador aprende mucho. Parte de lo que soy yo ahora, se lo debo a la Blume. Muchos jugadores se formaron allí, entre ellos está Gonzalo Pérez de Vargas. Ahora es mucho mejor portero, gracias a la experiencia, pero como persona es igual que cuando tenía 16 años. Gonzalo está preparado para asumir el reto de estar en el FC. Barcelona. Ya se está viendo en los entrenamientos y primeros partidos. Él es el futuro de la portería de la selección española y ojalá que podamos disfrutarle muchos años en el Barça.

Afirmaba Marc García en una entrevista para www.asobal.es que “Aitor Ariño es un jugador único”. ¿Qué te parece el elogio que te dedica el jugador de Fraikin BM. Granollers?

Agradezco sus palabras. Parte de que yo sea un jugador “único”, como dice Marc, se lo debo precisamente a él. En el filial del FC. Barcelona, Marc llevaba la voz cantante y él era como nuestro padre. Nos decía lo que debíamos hacer. Era el jugador que asumía la responsabilidad de llevar al equipo. Marc García, como jugador, es un líder dentro del campo. Sabe dirigir muy bien a sus compañeros. A los jóvenes siempre nos insistía en que lucháramos por los objetivos. Nos aconsejaba. En Granollers está haciendo muy buen trabajo. Considero a Marc García un grandísimo amigo. Me ha ayudado mucho.

En qué hace mayor hincapié Pasqui, ¿en tu trabajo defensivo como avanzado o en la efectividad en ataque?

El avanzado es mi trabajo y mi especialidad. "Pasqui" sabe que yo puedo rendir en esa posición y yo sé que tengo la responsabilidad de hacer un buen papel. Cualquier entrenador quiere un jugador completo y cualquier jugador quiere serlo. Yo intento hacerlo lo mejor posible en defensa y, en ataque, me gusta ir creciendo y mejorando las estadísticas de lanzamiento. Yo antes jugaba de central pero tuve que reconvertirme porque, en esa posición, no tenía sitio en el FC. Barcelona. Aquí había centrales muy fuertes físicamente. En los juveniles del Barça empecé a jugar como extremo y ahí sigo. Todo jugador prefiere tener el balón más tiempo en su poder, como cuando jugaba de central, pero ya estoy adaptado al extremo.

¿Qué influencia ha tenido en ti la figura de tu padre Sergio Ariño, exjugador de balonmano?

Yo practicaba diferentes deportes en el colegio pero la influencia de mi padre, que jugó a balonmano, seguramente ha decantado la balanza hacia el balonmano. Él no me ha insistido en que jugara pero es un referente para mí. De hecho, llevo el dorsal 13 porque es el número que mi padre llevaba en su etapa en el FC. Barcelona. A los dos nos hacía mucha ilusión seguir viendo el apellido Ariño junto al número 13. Mi padre no suele decirme nada. Simplemente me comenta si he hecho o no un buen partido. Él entiende que son los entrenadores los que deben darme las directrices. En casa siempre hemos sido reservados.

Para triunfar en el primer equipo del FC. Barcelona, ¿es necesario mantener los pies en el suelo?

El FC. Barcelona es un gran equipo. Hoy estás aquí pero no sabes dónde puedes estar mañana. Creo que debo ir poco a poco. Estoy muy a gusto en el vestuario. Mis compañeros son muy buenos, tienen mucho nombre pero, en el día a día, son personas normales. Y yo soy uno más. Si yo creyese que ya lo tengo todo hecho por haber ganado el Mundial o por estar en el Barça, seguramente no podría ganar nada más. El Mundial llegó por la lesión de un jugador. Yo podría no haber estado ni ganado el oro. Y estar en el Barça ha sido el trabajo de 10 años. Si ahora llego al primer equipo y no estoy centrado, podría no tener hueco. Prefiero limitarme a trabajar y ser consciente de la suerte que tengo de estar aquí. Quiero disfrutarlo.

SÍGUENOS @asobal

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar