Quique Domínguez: “Nos equivocamos si tenemos una excesiva ansiedad”
Quique Domínguez: “Nos equivocamos si tenemos una excesiva ansiedad”
| 18/09/2020 | S.C.D.R. Anaitasuna | 
Quique Domínguez ha cogido las riendas de Helvetia Anaitasuna para dirigir un ilusionante proyecto cargado de juventud y ambición. El curso no ha arrancado de forma positiva para los interese navarros, con dos derrotas en casa frente a Barça y Bidasoa Irun, pero el técnico gallego mantiene la calma, confiando en que el buen juego se traduzca en los resultados esperados. Helvetia Anaitasuna visitará, este sábado a las 18:00 horas, la pista de un BM. Benidorm que también aspira a lograr su primer triunfo.

Anaitasuna ha arrancado el curso ante dos de los peores rivales posibles, Barça y Bidasoa, con el resultado de dos derrotas. ¿Crees que los resultados pueden tapar el buen juego desplegado por el equipo?
Uno siempre quiere ganar, es normal. Quieres conseguir puntos cuanto antes y verte lo más arriba en la clasificación. En ningún caso podemos estar más preocupados de lo normal después de dos partidos frente a rivales tan potentes. Creo que estos dos encuentros nos dejan muchas cosas positivas, especialmente el segundo ante Bidasoa. Tenemos la decepción lógica del resultado, es verdad, porque estuvimos muy cerca. El equipo hizo un esfuerzo muy grande para intentar conseguir los puntos pero todos tenemos la sensación de que estamos en el buen camino. Esto no ha hecho más que empezar. Queda mucho por corregir y mejorar pero el equipo empieza a dar una sensación muy positiva. Todo el trabajo que hemos hecho se ve reflejado en la pista y eso nos da tranquilidad.

¿Qué detalles debes limar para que no se escapen puntos como ante Bidasoa Irun?
Cada partido es diferente, sacar demasiadas conclusiones es, a veces, precipitado. En el tramo final, cuando Bidasoa se fue acercando, estuvimos un poco ansiosos y perdimos el guion del partido. Ellos llegaron con más confianza al tramo final del partido que nosotros, que veníamos de estar por delante. Para futuras situaciones, debemos estar más tranquilos. Manejar mejor la diferencia en el marcador y no perder nuestro guion de partido para no dar opción a equipos que no te perdonan.

¿Sentís la presión de tener que puntuar en una pista complicada como Benidorm?
Nosotros queremos ganar en cada partido. Si en la tercera jornada estamos con una necesidad excesiva de ganar, nos estaríamos equivocando todos mucho. Espero que el resultado sea positivo y que vengamos contentos de Benidorm, estamos trabajando en ello. Si hay una excesiva ansiedad o una imperiosa necesidad de ganar por haber perdido dos partidos ante, mira qué rivales, nos equivocamos. Debemos tener tranquilidad. Ésta es una Liga muy larga, debemos recorrer el camino poco a poco. Con la ambición de ganar cada partido, como no puede ser de otra manera porque estamos compitiendo y nos gusta competir, pero si el resultado no es positivo, espero que haya tranquilidad y calma para preparar bien el siguiente.

Helvetia Anaitasuna tiene una plantilla muy joven. ¿Esta juventud es, a la vez, punto fuerte y débil del equipo?
Lo valoro muy positivamente porque no estamos hablando de juventud sino de jugadores concretos a los que conozco bien y veo el compromiso que tienen con el club y las ganas que tienen de mejorar y crecer. Son jugadores jóvenes que empiezan a ganarse su sitio en este equipo y en esta Liga. Están empezando a demostrar el gran futuro que tienen por delante. A día de hoy, sólo nos están aportando cosas buenas, una inyección de energía, ganas y ambición que es compartida también por los veteranos pero su juventud y desparpajo nos da mucho. Estoy encantado con esa juventud del equipo y con cómo el grupo de veteranos les van llevando y haciendo madurar en cada partido.

¿Cómo estás viendo a los nuevos refuerzos en las primeras jornadas?
A algunos les está costando un poco más meterse en el equipo, es normal, y otros parece que llevan aquí toda la vida, por el peso que ya tienen en la plantilla o en el juego. Estoy contento con todos, por el trabajo que están haciendo y por la identificación que veo de ellos con el club. Espero que esos jugadores que aún deben asimilar el modelo de juego lo hagan cuanto antes.

¿Qué señas de identidad de Quique Domínguez podemos apreciar en este nuevo Anaitasuna?
Algunas ya se están viendo, sobre todo la agresividad con la que intentamos arrancar todos los partidos. El atrevimiento en alguno de los planteamientos y en cómo los jugadores los interpretan, a la hora de defender e intentar ir variando los sistemas defensivos. Debemos mirar a la cara al rival, independientemente de si es Barça, Bidasoa o el que sea. Queremos salir a competir, con humildad pero con el atrevimiento que necesita la competición para que puedas mostrar en la pista lo que quieres ser. Siempre iré encontrando el equilibrio entre ese atrevimiento y un punto de cordura a la hora de jugar para que el atrevimiento no te lleve a cometer más errores de los que debes. Siempre con personalidad en la pista, un equipo alegre que sepa interpretar los partidos.


¿Qué te sedujo del proyecto Anaitasuna para dirigir al equipo navarro en ASOBAL?
Javier Gracia me hablaba de un equipo en el que quiere que haya muchos jugadores de la cantera de Anaitasuna y que se compense con otros jugadores que se identifiquen con el club, con un equilibrio entre veteranos y jóvenes y jugadores de la casa y de fuera. Siempre dándole oportunidades a los jugadores de aquí y siempre con los pies en el suelo, de no meternos en aventuras que no nos lleven a ninguna parte buena. Veía un proyecto sensato que desde hace tiempo tiene los pies en el suelo. Creo que es un club que hace las cosas bien desde hace tiempo, con sentido común a la hora de fichar y de marcarse objetivos. Con una estructura de club y de cuerpo técnico y equipo. Me apetecía trabajar en un club así y, desde que he llegado, estoy encontrando todo eso y más.


 
2011 - ASOBAL. Todos los derechos reservados - Web optimizada para IE 7.0 o superior y FF 6.0 o superior. Ancho 1024px.           Siguenos en: Facebook Twitter YoutubeInstagram