Sebastián Simonet:
FOTO: Javier Quintana (ABANCA Ademar León)
Sebastián Simonet: "Queremos estar en el club de VIPS de la Liga"
| 07/11/2016 | C.D. Ademar León | 
Sebastián Simonet puso fin a una etapa de cinco años en Francia para vivir el segundo capítulo de su aventura en España. De Torrevieja a León y de Manolo Laguna a Rafa Guijosa. El mayor de la saga Simonet podrá disfrutar, con la camiseta del Ademar, de su estreno en competición europea, de su primer duelo frente a su hermano Pablo y de volver a visitar el Palau Blaugrana. El central argentino confía en que el contador de victorias consecutivas en Liga del FC. Barcelona se pare, este miércoles, en el número 100.

¿Qué te trae de regreso a la Liga ASOBAL?

Las ambiciones del equipo y los objetivos que se habían propuesto para esta temporada. Desde que llegué a Europa, hace 11 años, tanto en Torrevieja como en Ivry, luchábamos por no descender y estábamos, como mucho, a mitad de tabla. Ahora estoy en un equipo que juega en Europa y que aspira a ganar un título, aunque sea difícil, y que quiere estar al acecho por si el Barça se equivoca. Poder ganar un título en España y llegar lo más lejos posible en Europa fueron dos argumentos que me sedujeron. León es, además, una ciudad con mucha tradición de balonmano. El Ademar significa muchísimo en esta ciudad. Recuerdo cómo se vivía el balonmano en León cuando venía como visitante con Torrevieja. En el equipo están Carou y Vieyra, y la novia de Fede es la mejor amiga de mi mujer. Todo cerró para que viniera a León y no me equivoqué.

¿Qué nivel de influencia han tenido tus compatriotas Carou y Vieyra para que ficharas por el Ademar?

Hace un año ya habíamos hablado del club. Ambos me decían que iban a intentar que yo fichara por el equipo. Y cuando me llamaron del club nos reímos porque ellos me dijeron que no habían tenido nada que ver en la oferta. La influencia de nuestras parejas también ha sido elevada. Tener a Gonzalo y a Fede aquí es un respaldo enorme porque son compañeros de equipo pero también grandes amigos con los que he compartido muchas cosas. Son un gran apoyo pero si ellos no hubieran estado en el Ademar, igualmente hubiera venido porque todo encajaba. Hace mucho que Gonzalo juega en España y ya es un español más. Los tres estamos bastante españolizados. El ambiente del vestuario ayuda a que nos integremos con todos y no estemos cerrados.

¿Qué supuso tu paso por Torrevieja a las órdenes de Manolo Laguna?

Cuando salí de Argentina tenía un estilo de juego totalmente diferente al que tengo ahora. Allá era un goleador nato, tiraba fuerte sin mirar dónde iba la pelota. Cuando llegué a España, no podía meter un gol ni de contraataque en los entrenamientos. Tenía que aprender a jugar a balonmano. Tenía las cualidades, tenía el físico y un poco la cabeza. En Torrevieja se vivía muy bien y, además, en el club estaba Manolo Laguna. Él me enseñó todo. Me abrió la cabeza y me hizo saber cómo se juega a balonmano. Hasta que no llegué a Torrevieja yo no tenía ni idea. Fueron cinco años inolvidables para mí. En Torrevieja crecí como jugador.




De Torrevieja a París y de París a León. ¿Qué te ha sorprendido de un club como Ademar?

Me ha sorprendido el ambiente que se genera cuando jugamos en casa. Recuerdo cuando venía con Torrevieja, todo eran silbidos, y ahora siento el apoyo y cómo se vuelca la prensa y la afición con el balonmano. Vas caminando por la calle y sientes el cariño. Sabía que en León se vivía intensamente el balonmano pero no sabía que tanto porque también tienen fútbol y baloncesto. Nos están saliendo las cosas y eso también ayuda a que el público se siga enganchando a nosotros.

Llegaste a España con 20 años y ahora regresas con 30. ¿Qué se mantiene y en qué has cambiado?

Sigo manteniendo la ilusión por ser cada día mejor y llevarme algún título de mi paso por Europa. Creo que han cambiado muchas cosas. Llegué a Torrevieja siendo un chaval que no sabía ni cocinar unos spaguettis y que nunca se había hecho la cama y ahora soy padre de familia y soy un tipo más centrado dentro de la cancha, con dos JJOO olímpicos y 10 temporadas en Europa. Mantengo las ganas de seguir entrenando. Creo que eso es importantísimo.

Estuviste 5 temporadas en Torrevieja y luego 5 en Ivry. Firmaste por dos campañas con el Ademar. ¿Te gustaría vivir una etapa larga también en León?

Se dio que estuve cinco años en ambos clubes pero siempre firmé contratos cortos que se fueron renovando. En Ivry renové dos veces y en Torrevieja también. Me gusta ser precavido e ir viendo cómo van las cosas. Me encantaría pasar cinco años más en León por cómo empezaron las cosas y por la pinta que tiene este proyecto. Me gusta mucho la ciudad. Me encantaría quedarme. No soy de ir cambiando y, con el estrés de la última mudanza, no quiero ni pensar en otra. Ojalá fuesen otros cinco años o más de contrato en el Ademar. Veremos si el club sigue queriendo contar conmigo y si la familia quiere seguir. Sólo el tiempo lo dirá.

¿Qué significa la figura de Rafa Guijosa para el Ademar?

Yo tenía bastantes referencias de Rafa gracias a Manolo Laguna, que fue con quien hablé cuando me llegó la oferta del Ademar para saber cómo era todo. Él me habló muy bien de Rafa. Todos le conocemos en su faceta de motivador. Durante los partidos, hay veces que suda más Rafa en el banquillo que los propios jugadores. Es una buena persona que lee muy bien a su equipo y lo exprime al máximo. No todo es garra y correr. Sabe cómo llevar los partidos.

En las últimas tres temporadas, el subcampeonato ha sido propiedad de Naturhouse La Rioja. ¿El segundo puesto era el objetivo prioritario de Ademar en el inicio de curso?

El año pasado se ganó un tercer puesto sólidamente y no podemos impedir a los aficionados que sueñen o que se ilusionen con la segunda plaza. Nuestro objetivo es hacer una buena temporada, entrar en Europa y estar al acecho del Naturhouse y del Barça, porqué no. No queremos que se nos suba a la cabeza la segunda plaza. No vamos a creer que estaremos ahí todo el año. Queremos estar en el club de VIPS de la Liga con Naturhouse y Granollers. No nos queremos obsesionar con el segundo puesto.

7 victorias, 1 empate y sólo 1 derrota de ABANCA Ademar León cuando ya os habéis enfrentado a casi todos los equipos más fuertes. ¿Cuál es la clave del éxito de este grupo?

Se mantuvo la base del año pasado y eso ayuda siempre a un equipo. A esa base sólida se han sumado jugadores que aportan mucho, como Costoya. Siempre estamos con los pies en el suelo. Nunca nos hemos creído mejores que el rival. Competimos siempre a morir. Preparamos cada duelo como si fuera una final y sólo pensamos en el próximo.

¿Será Ademar el equipo que logre poner fin a la racha de 100 triunfos consecutivos del FC. Barcelona en la Liga ASOBAL?

Ojalá que el Barça se quede en 100 victorias y no pueda sumar la 101. Es lo que queremos y para lo que iremos a Barcelona. Es un duelo hermoso. Volver a jugar en el Palau será muy especial. Sabemos que es muy difícil. Nosotros tenemos que estar al 100% y ellos no. Es la única manera de poder ganarles. Ojalá podamos sumar algún punto en Barcelona.

Tras un parón por selecciones y antes de un Paris Saint Germain – FC. Barcelona, ¿puede ser un buen momento para asaltar el Palau Blaugrana?

Los jugadores del Barça están acostumbrados a las exigencias del calendario. A veces es más peligroso enfrentarse a ellos cuando juegan tantos partidos que cuando están más relajados. Están con rodaje, se sienten bien y, pese a la fatiga, tienen dos equipos completos. Pueden cambiar y jugar con dos equipos diferentes. Todo depende de cómo se levanten ese miércoles.

¿Cuál crees que es el principal ingrediente del FC. Barcelona para cocinar esa racha de victorias?

Obviamente mantuvo un equipo bueno gracias al presupuesto y además han sabido enfocarse en cada partido. Es difícil no relajarse ante ciertos equipos y en ciertos desplazamientos. Debía ser complicado jugar contra el Kiel el sábado y visitar luego a algún equipo modesto. El nivel de la Liga está subiendo y se está viendo que al Barça le ha costado jugar contra equipos como el Benidorm o el Sinfín. Cada vez se pueden relajar menos.

Tu fichaje por el Ademar te va a permitir debutar en competición europea. Y encima lo harás ante uno de los rivales más exigentes como el Kolding Kobenhavn. Imposible pedir más en el estreno, ¿no?

Yo pensaba que ojalá nos tocara un rival accesible para poder acceder a la fase de grupos pero uno nunca sabe qué puede pasar. Tener un debut en Europa contra un equipo como el Kolding, con las figuras que tiene, y vivir esta eliminatoria es un sueño. A todos nos encantaría que en diciembre estemos pendientes de nuestros rivales en la fase de grupos. Nos lo vamos a dejar todo. Después de vivir unos JJOO, cumpliré uno de los sueños que me quedaban jugando competición europea. Lo voy a disfrutar al máximo.

Tú en el Ademar, Pablo en el Benidorm. ¿Podría Diego completar el trío de hermanos Simonet militando en la Liga ASOBAL?

Diego tiene contrato hasta 2019 en Montpellier. Él está muy bien ahí pero, claro, si un equipo fuerte de España como el Barça te pone un contrato sobre la mesa, pocos podrían rechazarlo. Diego está feliz en Montpellier pero desde pequeño soñaba con vestir la camiseta azulgrana del Barça.

En breve, en la jornada 12, visitas con Ademar la pista del equipo de tu hermano Pablo. No coincidisteis en la Liga ASOBAL y en Francia habéis compartido equipo. ¿Será la primera vez que os enfrentaréis el mayor y el menor de la saga Simonet?

Sí, será la primera vez. De hecho, esta temporada es la primera vez que los tres hermanos jugamos en clubes distintos porque siempre había dos en el mismo equipo. Me he enfrentado varias veces a Diego pero no a Pablo. Ese partido frente a Benidorm caerá justo en el medio de la semana europea. Será un duelo especial. Los que más sufren, al otro lado del charco, serán nuestros padres. Pablo sabe que Benidorm tiene poco margen de error, que deben asegurar los puntos de casa y, sobre todo, no obsesionarse con ganar los partidos de entrada. Deben tener cabeza fría porque tienen buen equipo. Sé el potencial que tienen pero deben soltarse. No es fácil salir de una dinámica negativa pero tienen que estar tranquilos.

Decía tu hermano Pablo en una entrevista concedida a ASOBAL que el apellido Simonet le había pesado durante un tiempo pero que aprendió a quitarse esa mochila pesada. ¿Viviste una situación similar siendo, además, el mayor de los hermanos?

Por suerte para mí fue más fácil. En mi generación mucha gente seguramente no conocía a mis padres. Me imagino que para Pablo fue más complicado porque además tenía delante a Diego, con todo lo que significa Diego en la selección argentina. En estos últimos años, Pablo demostró que no es sólo apellido sino que es un gran jugador. Él sabe que le falta todavía, que seguirá creciendo, pero ya se quitó el apellido de encima.

En los JJOO de Londres compartiste experiencia con Diego y en los JJOO de Río con Pablo. ¿Crees que Tokio podrá reunir a los tres hermanos en una cita olímpica?

Sería una gran despedida para mí de la selección. No creo que llegara a jugar otros JJOO después de la cita de Tokio. Sería muy especial para mí y también para Diego y Pablo. Jugar unos JJOO ya es increíble pero todavía más es poder compartirlo con un hermano y que esté tu familia en la grada animando. Ojalá podamos coincidir los tres en los JJOO.

En el próximo Mundial de Francia 2017, Argentina ha quedado emparejada junto a la campeona olímpica Dinamarca o la subcampeona mundial Qatar. Tendréis que jugar final tras final para pasar ronda, ¿no?

Es un grupo muy duro porque además está el campeón africano, que es Egipto, viene Bahréin que es muy molesto y aguerrido y luego están Suecia, Dinamarca y Qatar. Estamos acostumbrados a esto. Y parece que Argentina se luce más ante este tipo de dificultades. Nos tocó como sede París así que lo disfrutaremos. Además, viviremos el regreso de Diego al equipo.

¿El objetivo en Francia será romper la barrera que se os resiste de los octavos de final?

Nos vamos poniendo objetivos más grandes y la gente nos va exigiendo cada vez más. Pasar de ronda ya no es tan grande como era hace dos o tres mundiales. Eso es lo que fuimos logrando y de lo que estamos orgullosos. Ojalá no nos toque de nuevo Francia en los cruces porque Francia y España son equipos que se nos dan siempre mal. Buscaremos primero pasar y, si puede ser, pasar terceros para no tener un cruce tan duro.

¿Qué importancia tiene para la promoción del balonmano en Argentina realizar un campus como el que haces cada verano? ¿Qué aprende uno de los más pequeños?

Es un grano de arena y a mí me gusta hacerlo porque le devuelvo al balonmano un poco de todo lo que me dio. Estamos muy contentos. Siempre vienen a ayudarme algunos compañeros de la selección. La ilusión de los chicos que vienen al Campus me paga todo el esfuerzo que hacemos durante meses para que todo salga bien. Vuelves a sentir esa ilusión que tenías de pequeñito cuando veías a tus ídolos. No tienen precio sus miradas o las bocas abiertas cada vez que les enseñas algún lanzamiento o cuando ven a los Gladiadores.


 



2011 - ASOBAL. Todos los derechos reservados - Web optimizada para IE 7.0 o superior y FF 6.0 o superior. Ancho 1024px.           Siguenos en: Facebook Twitter Youtube